Lo importante no es lo que te sucede en la vida,

sino lo que tu haces con ello.

La vida y la muerte van de la mano. Sin vida no hay muerte. Abrazar la muerte como abrazamos la vida forma parte del círculo natural de la existencia. Perdemos cosas, personas, relaciones, y por el contra-partida creamos cosas nuevas, con personas diferentes y relaciones nuevas. A veces pasamos de largo sobre esos procesos que hacemos diariamente sin darnos cuenta.

Terapia

La Misión de lavidasinti

Es tomar conciencia de esos procesos, sean los que sean y así poder entender y vivirlos con la mayor alegría posible. Si sientes que en este momento la vida te supera o te encuentras inmerso en una pérdida dolorosa yo te acompañaré en ese proceso como terapeuta Gestalt y poco a poco juntos podremos salir adelante afrontando el dolor y la tristeza.

ACOMPAÑAMIENTO A LA PÉRDIDA

¿Qué me puede aportar el acompañamiento a la pérdida?

Testimonios

Sergio

“Para mí el proceso terapéutico con Jordi ha sido vital para entender que me pasaba con el sentimiento de abandono. Darme cuenta de que lo que me pasaba venia de la infancia, de ver que era un sentimiento de abandono por ser varios hermanos y mi madre estar sola en la crianza fue revelador ya no solo por entender lo que tenía dentro de mí sino de poder perdonarme y perdonar a mi madre. Mi ex pareja se enamoró de otra persona y me abandono casi de la noche al día sin poder darme opción a intentar arreglar lo que había entre nosotros. Jordi tiene una capacidad de reflexión y de saber estar en el dolor que no había conocido a nadie como él anteriormente. Muchas gracias amic”

Carol

Perdí a mi abuelo de repente, de un infarto. Yo me quede vacía, con un gran sentimiento de injusticia de la vida. Mi abuelo era tan buena persona, dulce, solidario, pero un día de primavera me despiertan con la noticia que mi abuelo ya no estaba. Apareció Jordi como por arte de magia, un amigo mío iba hacer terapia con él. Puedo decir que mi proceso de entendimiento, duelo y aceptación de la muerte no habría sido lo mismo sin la presencia de jordi. Sus sesiones eran como pequeños espacios de tranquilidad y confianza donde podía exponer que pensaba e incluso mis miserias. Hoy puedo decir que tengo colocado a mi abuelo donde debe estar, le doy la mano a la muerte sin miedo y con aceptación. Gracias Jordi.

Marta

Yo nunca había ido a hacer terapia con nadie, no confiaba mucho ni en psicólogos ni en nada parecido, pero la muerte de mi marido en un accidente de coche me dejó tan trastocada que o buscaba ayuda o acababa haciendo una locura. Empecé mi terapia con jordi con muchas resistencias. Yo vengo del mundo de la investigación y esto de energías y cosas que no pueden demostrar me supera, cosas como abrazar a la muerte entre otras. Después de la primera sesión con el algo cambió, y fíjate que no se fue pero cambió. Eso que tanto me resistía a creer y que no se podía demostrar me hizo cambiar, sobre todo a nivel emocional. Las siguientes sesiones me ayudaron a abrir mi conciencia, mi mente y mi corazón para poder despedirme de la persona que tanto amé y que nunca pensé que me separaría de ella. Hoy me sigo acordando de él, pero desde otro posicionamiento y se lo debo a jordi, su paciencia y su ternura en el trato. Lo recomiendo al 200%. Eternamente agradecida.